Lo más visto

Más de COVID-19

El 43% de las escuelas carecen de agua y jabón, según la ONU

Hay una fuerte preocupación ante las aperturas de las economías y el regreso a clases en malas condiciones.

Enlace copiado
Grave. Países de América Latina, como México, ya enfrentaban serios problemas de acceso a agua potable en centros escolares.

Grave. Países de América Latina, como México, ya enfrentaban serios problemas de acceso a agua potable en centros escolares.

Enlace copiado

Naciones Unidas estima que el 43 % de las escuelas en todo el mundo no tiene acceso a agua y jabón para una limpieza de manos básica.

El nuevo reporte de la Organización Mundial de la Salud y UNICEF, la agencia de la ONU para al infancia, se publicó mientras los países tratan de determinar cuándo y cómo reabrir las escuelas de forma segura en plena pandemia del coronavirus. Y cómo logran que en los centros de estudio se cumplan con las medidas de higiene imprescindibles para combatir el contagio.

Más de un tercio de los 818 millones de niños de todo el mundo que carecían de instalaciones básicas para lavarse las manos en sus escuelas el año pasado estaban en el África subsahariana, apuntó el informe.

Las autoridades deben equilibrar las preocupaciones de salud con las económicas y las sociales a la hora de decir sobre la vuelta a las aulas, añadió el reporte, que destaca los efectos negativos que las largas cuarentenas tienen en los menores.

Según el reporte, una de cada tres escuelas del mundo tiene un servicio de agua potable limitado o inexistente. Esto pone un escenario difícil para contener la pandemia una vez niños y jóvenes regresen a clases.

Pese a las malas condiciones a las que pueden enfrentarse, se debe valorar el impacto de la cuarentena en los menores, a nivel educativo y sicológico.

"La educación de calidad proporciona una sensación de previsibilidad y rutina para los niños y niñas, y ayuda a proporcionar un entorno seguro, de protección y cuidado para que aprendan y se desarrollen. En situaciones de emergencia, la educación puede ser un elemento de subsistencia y para salvar vidas. Durante la respuesta al COVID-19, puede desempeñar un papel fundamental en la protección de la salud pública, la seguridad de los niños y niñas, la continuidad del aprendizaje y, la promoción de la salud mental y el bienestar psicosocial", asegura UNICEF.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines