Lo más visto

Un escudo personal durante la pandemia del covid-19

Las medidas de confinamiento y distanciamiento social han hecho que el auto sea una de las estrellas de la nueva normalidad y adopte un perfil de “burbuja móvil” que disminuye los riesgos de contagio del nuevo coronavirus.

Enlace copiado
Enlace copiado

Hoy en día, manejar un automóvil ha dejado de ser un lujo, y ha pasado a convertirse en una herramienta para solventar la necesidad de trasladarse de un lugar a otro, permitiendo el aislamiento y la prevención de contagio por el covid-19. Tanto ha sido el temor a viajar en transporte colectivo, que la demanda de tener un auto ha crecido y ha generado un repunte en las ventas de vehículos usados.

 
Este es el mejor amigo de tu carro

El caso de Regina González es uno de los más repetitivos en estos momentos. Ella ha decidido manejar su automóvil por alrededor de 60 kilómetros diarios entre ir y regresar de su trabajo. González ha sido una de muchas personas que tuvieron que trasladarse hacia su lugar de trabajo a través del transporte de personal que han brindaron las empresas por tres meses, dejando estacionados su vehículo en la cochera de casa. Pero, una vez se reaperturó la economía y, por ende, no hubo más transporte de personal, se optó por viajar en vehículo para no hacerlo en transporte colectivo. 

La emergencia vivida por el confinamiento y la preocupación que sigue latente en el regreso a la nueva normalidad, han llevado a la población a buscar las medidas sanitarias más seguras, hasta verse obligada a encerrarse en burbujas como el hogar, y ahora el automóvil. “Es un elemento esencial para mi vida. Sin el carro, me veo atada para moverme”, explicó Regina González.

Ahora, se está retomando eventos que fueron moda en años anteriores como el autocine y los “Drive Thru”, los cuales permiten realizar las respectivas actividades desde un vehículo.

Una de las ventajas claras de tener vehículo propio es que se pueden trasladar a muchas personas del mismo círculo familiar hacia diferentes destinos, y de esta forma se sigue manteniendo el aislamiento. Pero el uso constante del automotor también requiere de un continuo chequeo mecánico, de manera que se pueda prevenir circunstancias como accidentes y quedarse varado en carretera.

“Trato de llevarlo al día, sobre todo con los cambios de aceite, pero cuando le escucho algún ruido consulto al mecánico para que siempre esté de toque (…). Mi carro, ahora más que nunca, es como un escudo. En el (auto) me siento más segura”, puntualizó.

Pero el buen mantenimiento del vehículo es clave. Super Repuestos es una de las tiendas más completas y reconocidas en el país, la cual ofrece a la población salvadoreña un un amplio inventario de repuestos para vehículos japoneses,

coreanos, europeos y americanos. Además, cuentan con una extensa gama de herramientas, equipos, pinturas, entre otros. de manera que, todo lo que necesiten para mantener en perfecto estado al vehículo, lo pueden encontrar en un solo lugar.

Estadísticas que hablan

El Salvador no es el único país que vive el incremento del parque vehicular. Esto debido a que muchas personas prefieren viajar en auto, en vez de tomar el transporte colectivo, de manera que haya mayor protección ante el covid-19.

Las estadísticas mundiales están reflejando que, no solo son los países europeos son los que están sufriendo esta transformación. Por ejemplo, en el mercado de los autos usados en Colombia, en lo que va del 2020, se reporta un incremento en la demanda de autos, sobre todo de los compactos.

Un estudio de la consultora de automoción Berylls Strategy Advisors ha demostrado que las personas están cambiando su comportamiento de compra, reduciendo presupuestos y adquiriendo vehículos usados y económicos.

Otro ejemplo de América del Sur es Perú, país en el que la demanda de autos usados también está al alza. Este sector pasó de no reportar ventas en abril y mayo a un incremento trascendental en junio, con una venta registrada de 19,800 vehículos.

En conclusión, El Salvador no se puede escapar de esta tendencia. En la actualidad, cuenta con un parque vehicular que ronda los 1.55 millones de unidades, y se importan de Estados Unidos alrededor de 40 mil vehículos usados. Estas cifras están muy por encima de las ventas de automóviles nuevos y fomenta un incremento al fenómeno de la reventa durante la pandemia.



 

Tags:

  • CMLPG
  • covid-19
  • pandemia
  • automóviles
  • transporte público
  • burbuja móvil
  • carros
  • vehículo privado

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines